Crecemos juntos en el sector agropecuario del cuy

Crecemos juntos en el sector agropecuario del cuy


En los últimos años, el sector agropecuario del cuy ha experimentado un notable crecimiento. Este avance no se limita únicamente a los números de producción y ventas, sino que también refleja una evolución en la forma en que los productores y las comunidades rurales abordan este negocio tradicional. A través de la colaboración y el intercambio de conocimientos, estamos presenciando un crecimiento conjunto que beneficia a todos los involucrados en la cadena agropecuaria del cuy.

Es fundamental destacar el papel de los productores locales en este proceso. Hombres y mujeres dedicados han trabajado incansablemente para mejorar las prácticas de cría y manejo de los cuyes, adoptando nuevas técnicas y tecnologías que aumentan la eficiencia y la calidad de sus productos. Muchos de ellos han participado activamente en programas de capacitación y asistencia técnica, adquiriendo habilidades adicionales y manteniéndose al tanto de las últimas tendencias en el sector.

El crecimiento en el sector agropecuario del cuy no se limita solo a los productores individuales. Las comunidades rurales también desempeñan un papel crucial. A medida que el negocio del cuy continúa prosperando, estas comunidades se benefician de nuevas oportunidades de empleo y desarrollo económico. Además, la cría de cuyes se ha convertido en una parte integral de la identidad cultural de muchas de estas comunidades, fortaleciendo los lazos sociales y preservando las tradiciones locales.

La colaboración entre diferentes actores dentro del sector agropecuario es otro aspecto importante de este crecimiento conjunto. Organizaciones gubernamentales, ONGs, empresas privadas y universidades han trabajado en conjunto para promover el desarrollo sostenible del sector del cuy. Esto ha resultado en la implementación de proyectos de investigación, la mejora de la infraestructura rural y la creación de programas de apoyo financiero para los productores.

Además del crecimiento económico, el sector agropecuario del cuy contribuye al desarrollo social y ambiental de las comunidades rurales. La cría de cuyes es una actividad respetuosa con el medio ambiente, y muchos productores han adoptado prácticas agroecológicas que promueven la conservación del suelo y la biodiversidad.

La Asociación de Emprendedores Agropecuarios Tigualo, perteneciente al cantón Salcedo de la Provincia de Cotopaxi, se ha destacado por su exitosa crianza de cuyes respaldada por la Fundación Impulsa. Han implementado un eficiente sistema de ventas, que incluye la producción de balanceados, así como la siembra de alfalfa, rica en proteínas necesarias para aprovechar el potencial genético del sector.

Su cadena de comercialización se enfoca en abastecer a dos destinos principales. En primer lugar, abastecen a restaurantes en la provincia de Cañar con alrededor de 70 cuyes cada quince días. El segundo comprador es aún más interesante, ya que adquiere en promedio 90 cuyes cada quince días, los procesa con altos estándares sanitarios y los suministra a una exportadora con destino a Estados Unidos. Esta estrategia demuestra una excelente coordinación entre los actores de la cadena productiva del cuy en la provincia de Cotopaxi.

La carne de cuy es consumida principalmente por los compatriotas en Estados Unidos, quienes la disfrutan en reuniones familiares o como parte de sus comidas de fin de semana debido a su alto valor nutricional. En el año 2023, la Asociación de Emprendedores Agropecuarios Tigualo registró ventas por un total de $24,505. Esta organización forma parte de Red La Parcela, la cual está conformada por otras 10 organizaciones que participan en este modelo de comercialización.

La cooperación entre estas asociaciones ha mejorado significativamente la industria de la crianza de cuyes en la región, permitiendo su exitosa comercialización en el mercado local y de exportación.

El apoyo y la coordinación de la Fundación Impulsa son fundamentales para fortalecer la cadena productiva del cuy en la provincia de Cotopaxi. Entre las acciones realizadas se destaca la colaboración con la Universidad Técnica de Cotopaxi para iniciar un proceso de formación teórico-práctica llamado «Promotores Pecuarios en Salud y Bienestar en la Crianza de Cuyes». Este programa está dirigido a dos productores de cada asociación involucrada en la producción y comercialización del cuy. Estos promotores se encargarán de difundir los conocimientos adquiridos en sus respectivos sectores y de brindar primeros auxilios pecuarios si es necesario. Se anticipan buenos resultados en esta formación académica que comenzó en marzo de este año.

Además, en la misma línea de colaboración, la Escuela Politécnica del Ejército «ESPE», Campus IASA, brindó una capacitación sobre el manejo técnico y mejoramiento genético de cuyes a productores de la Pre-Asociación de Producción Agropecuaria Joseguango Bajo (ASOPAGJB) y representantes de otras asociaciones de la Red La Parcela. Esta capacitación es el fruto del esfuerzo conjunto entre el Gobierno Parroquial de Joseguango Bajo, la organización beneficiaria y la Fundación Impulsa, demostrando el valor de la colaboración en el crecimiento sostenible del sector agropecuario del cuy.

Se invita a seguir de cerca los avances en estos programas y, si se desea obtener más información o unirse a este proceso, se anima a contactar directamente. ¡La colaboración y el intercambio de conocimientos son clave para el progreso del sector agropecuario del cuy en la provincia de Cotopaxi!

Tags: No tags